top of page

ALGAS KLAMATH,Fuente de la Vida.¡Un Superalimento único!

Actualizado: 30 jun 2022




El alga Klamath descubierta en lo años '70 es hoy la única microalga que se recoge en la naturaleza en su verdadero lugar de origen: el lago Upper Klamath (de ahí el nombre) en Oregón, Estados Unidos.

Las micro algas verde-azuladas Klamath, nombre botánico Aphanizomenon flos aquae (AFA),

como la Espirulina y la Chlorella son procariotas unicelulares (es decir, sin núcleo) de la familia de las cianobacterias.

Son consideradas la primera forma de vida del planeta y la base de toda la cadena alimentaria, por eso se consideran un superfood, un superalimento , y de hecho lo son, un superalimento único.

Son directamente responsables de más del 50% del oxígeno del planeta, y es sobre todo por su presencia (o ausencia) que depende de la fertilidad de los suelos y de los alimentos que allí crecen.


LA VERDADERA HEREDERA DE LA ESPIRULINA SILVESTRE


En el pasado las algas eran un componente importante de la alimentación.

Los guerreros aztecas atribuían su legendaria potencia a la Espirulina que crecía salvaje en el lago Texcoco.

Desafortunadamente, todas las fuentes naturales de Espirulina (y alga Chlorella también) han sido destruidas por la contaminación.

Hoy las que se comercializan como suplementos son cultivadas en estanques artificiales con la adición de fertilizantes. Esas microalgas, a pesar de ser buenos suplementos naturales, son sólo la pálida sombra de los superalimentos salvajes que fueron.

Es por eso que la Klamath, la última microalga silvestre comestible, es la verdadera heredera de la Espirulina silvestre de los guerreros aztecas (¡y el estrés de la vida moderna requiere una energía de guerreros!).



El lago Klamath (Oregón, Estados Unidos) es un lago de unos 250 km2, situado a 1300 m. de altura dentro de una gran reserva natural protegida, y está habitado casi exclusivamente por millones de aves migratorias, por lo que el lago siempre ha sido un importante lugar de parada. Es la única área, junto con ciertas áreas de Alaska, que alberga una gran población de águilas calvas, aves fantásticas que solo pueden vivir en entornos prístinos en absoluto.

Rodeado de cadenas de volcanes extintos y rodeado por el maravilloso lago volcánico Crater Lake, lago del cráter, recibe desde siempre aguas purísimas, ricas en minerales y vitalidad.

El Crater Lake se formó milagrosamente hace unos 7.000 años por la explosión del monte Mazama. Hoy en día es uno de los principales Parques Nacionales de Estados Unidos.

Sus aguas son tan puras que es posible ver una sonda incluso hasta 70 m. de profundidad (frente a los 8 - 12 m. de los lagos ordinarios).

Gracias a un fondo de minerales biodisponibles de hasta 10 metros de altura, y a condiciones climáticas ideales (300 días de sol al año; inviernos fríos que estimulan la producción de importantes ácidos grasos esenciales), el lago produce microalgas con un perfil nutricional perfecto.

Durante el verano, en toda la superficie del lago, las algas forman lo que se denominan "floraciones de algas" ¡En este período, el lago Klamath se vuelve completamente verde!

La cosecha tiene lugar durante la floración, período durante el cual las algas se reproducen cada 4 días. Cuando está más activo, el Klamath se duplica en tamaño cada 20 minutos.

La producción anual es de aproximadamente 50,000 toneladas.

Las algas son recogidas por barcos equipados con cintas transportadoras que las filtran y recogen. Posteriormente se seca a bajas temperaturas para mantener inalteradas las propiedades nutritivas.


>>> Debido a su naturaleza salvaje y primitiva, las cualidades nutricionales de Klamath son muy especiales, mejor dicho, únicas.


> Su membrana celular está formada por una lipo glicoproteína similar al glucógeno humano,polisacárido de reserva energética, que nuestro organismo asimila inmediatamente como fuente de energía inmediata.

Esta característica hace que todo lo que está contenido en la Klamath se asimile casi totalmente (alrededor del 97%), lo que nunca sucede con los alimentos normales, ni mucho menos con los suplementos sintéticos, donde el porcentaje de absorción es de hasta el 15%.


Ácidos grasos Omega

> Trescientos días de sol al año garantizan al alga Klamath grandes oportunidades de fotosíntesis; mientras, inviernos fríos la impulsan a producir una gran cantidad de ácidos grasos Omega-3 (que en cambio están totalmente ausentes en la Espirulina).

> La membrana celular de Klamath es una de las fuentes más ricas de Omega-3 y Omega-6, en la proporción que los nutricionistas consideran óptima . En particular, es la fuente más alta de ácido gamma linolénico, o GLA (10% del peso seco).

Este suministro óptimo de ácidos grasos esenciales puede contribuir a reducir los depósitos de colesterol, al crecimiento y recrecimiento de la piel, de los canales vasculares y de los tejidos nerviosos, y a favorecer la síntesis de las prostaglandinas, importantes moduladores hormonales de la funcionalidad celular, dotados de elevadas potencialidades antitumorales y antivirales.


>> Espectro completo de minerales y oligoelementos:

las Klamath son la única fuente nutricional que contiene toda la variedad de minerales y microelementos en una forma sinérgica y perfectamente asimilable.

En 2 gr. de Klamath están siempre presentes los 28 minerales siguientes: aluminio (trazas), azufre (1 mg), boro (20 mcg), bromo (trazas), calcio (28 mg, más que la leche), cloro (928 mcg), cobalto (4 mcg), cromo (1 mcg), flúor (78 mcg), hierro (700 mcg), fósforo (10 mg), galio (trazas), germanio (0,55 mcg), magnesio (4,4 mg), manganeso (60 mcg), molibdeno (6,5 mcg), níquel (10 mcg), potasio (80 mg), cobre (7,8 mcg), selenio (1,5 mcg), silicio (280 mcg), sodio (5 mg), estaño (1 mcg), estroncio (trazas), titanio (45 mcg), vanadio (6 mcg), zinc (40 mcg).

yodo (1 mcg) un porcentaje muy bajo, seguro para quienes sufren de hipertiroidismo.


> Vitaminas:

Contiene todas las vitaminas del grupo B ,incluida un alta concentración de B12,que normalmente solo se encuentra en los alimentos de origen animal, lo que la convierte en un suplemento excelente para una dieta vegana.

Vitamina A, Vitamina C,Vitamina E, Vitamina H (biotina) y Vitamina K.

> Carotenoides : cantaxantina, astaxantina, zeaxantina, luteína y licopeno.


>> 10-15% afa-ficocianinas ,potentes antioxidantes y antiinflamatorios naturales enzimas.


>> grandes cantidades de clorofila, el pigmento verde con propiedades depurativas y de prevención tumoral que tiene una estructura molecular similar a la sangre humana.


> Proteínas y aminoácidos. Las Klamath contienen del 60 al 65% (el triple de la carne) de proteínas nobles que contienen 20 aminoácidos, incluidos todos los aminoácidos esenciales.

En particular, la proporción de aminoácidos esenciales es prácticamente idéntica a la que se considera óptima para el cuerpo humano, lo que los hace perfectamente asimilables en términos de proteínas.

La Klamath también contiene elevadas cantidades de aminoácidos libres, es decir, no unidos en cadena proteica, que el organismo asimila con extrema facilidad y que son precursores de los neuropéptidos, los verdaderos motores de la actividad cerebral y neurológica general.

Junto con la alta cantidad y calidad de ácidos grasos esenciales, esto los hace extremadamente útiles en todas las patologías relacionadas con la degeneración del sistema neurológico (Alzheimer, esclerosis múltiple, etc.).


UNA VALIOSA AYUDA PARA EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

En un estudio reciente, realizado mediante un ensayo a doble ciego en el Royal Victoria Hospital de Montreal (1998), se descubrió que las algas Klamath provocan una migración del 40% (alrededor de mil millones) de las células NK (Natural Killer o linfocitos T) de la sangre a los tejidos en un plazo de dos horas a partir de su ingesta.

Las células NK desempeñan un papel importante en el sistema inmunológico.

Son responsables de la detección y eliminación de "células enfermas" (término acuñado por el Dr. Neil Solomon, director de investigación) debido a infecciones virales o alteraciones malignas.

Cuando una célula está infectada por un virus o se convierte en una célula cancerosa, produce una "señal" química en la superficie de su membrana.

Las células NK reconocen esta señal y se dirigen a las células infectadas para eliminarlas.

Con la ingesta de las AFA aumenta de dos a cuatro veces el número y la fuerza de las moléculas, que se encuentran en la superficie de las NK circulantes, y que permiten que se adhieran a la pared de los capilares y migren de la sangre a las células infectadas.

Para que la acción inmunitaria sea eficaz, las células NK deben ser tanto activas como capaces de desplazarse hacia los tejidos. Para prevenir el desarrollo de cáncer o la propagación de una infección viral, como resfriados o gripe, las células NK deben migrar de la sangre a los tejidos para proporcionar un "reconocimiento inmune" eficaz de ellos.


Se conocen varias sustancias que estimulan la actividad de las células NK, como el té verde o el Ginkgo Biloba. Pero ninguna de ellas, ni ningún ingrediente activo farmacológico, hasta este reciente descubrimiento en el verde azulado Klamath, había demostrado ser capaz de estimular a las células NK a migrar hacia tejidos para buscar y destruir las "células enfermas".


Por lo tanto, esta investigación sugiere que la ingesta diaria y regular de algas Klamath potencia las funciones inmunes y ayuda a prevenir el cáncer y las enfermedades causadas por infecciones virales.


De hecho, ya existen numerosos estudios que muestran que las algas verde azuladas, debido a las altas concentraciones de clorofila, ficocianina y beta-caroteno, desempeñan un papel importante en cualquier programa de prevención del cáncer (Breinholt 1995 ;Lahitova 1994; Schwartz and Shklar 1987; Schwartz 1988; Shklar and Schwartz, 1989).

Nuevos estudios, realizados por el Dr. Kilmer McCully, han demostrado que una deficiencia del complejo vitamínico B (B12, B6 y ácido fólico, abundante en las algas) causa la producción de homocisteína, un compuesto que contribuye al desarrollo de enfermedades cardíacas y cáncer.


DIFERENCIA CON LAS ALGAS MARINAS

Muchas personas, incluidos algunos médicos y dietistas, a menudo confunden el verde-azul con las algas marinas.

Un científico de ciencias naturales no cometería un error.

Él sabe que, desde el punto de vista biológico y evolutivo, entre algas marinas y verde azuladas hay una diferencia incluso abismal.

De hecho, las algas marinas son, al igual que los vegetales y los animales, aunque con un grado más simple de organización funcional, eucariotas, es decir, organismos pluricelulares bien diferenciados.

Las verde-azules son procariotas, es decir, como las bacterias, organismos primordiales monocelulares, cuyas células aún no tienen una estructura autónoma y diferenciada.

Viven en colonias intercambiando información y material genético sin un límite preciso, morfológico y funcional, entre una célula y otra.

Son el origen de la evolución biológica de plantas y animales.

De hecho, hace unos 4 mil millones de años, a través de la fotosíntesis clorofílica, transformaron la luz solar en oxígeno y nutrientes, permitiendo el desarrollo de la vida en nuestro planeta.




Las algas marinas comestibles (Kombu, Hijiki, Nori, Kelp, Wakame), sobre todo en Japón, tienen una antiquísima tradición porque, en esas regiones del mundo, proporcionan las vitaminas y las sales minerales que las poblaciones occidentales derivan (o, mejor dicho, cuando los alimentos, a diferencia de hoy, todavía eran ricos en nutrientes) de las frutas y verduras.

De hecho, constituyen una buena fuente de ciertas vitaminas, en particular del grupo B, y sustancias minerales como el yodo, el calcio, el fósforo, el sodio, el potasio, el magnesio, el manganeso, el calcio, el azufre y el hierro.

Entre ellos, el yodo representa su elemento más significativo.

Las algas marinas representan la principal fuente de yodo orgánico y, ya en el pasado, se usaban empíricamente en el cuidado del bocio.

En el Klamath el yodo está presente en un porcentaje muy bajo, lo que hace que su consumo sea seguro para quienes sufren de hipertiroidismo

Las algas marinas se pueden usar en sopas, en la cocción de legumbres o junto con verduras y, a veces, incluso crudas en ensalada.

Las posibilidades de combinación junto con otros alimentos son muy numerosas y se puede disfrutar preparando platos muy sabrosos.

A pesar de que se trata de excelentes alimentos, ciertamente hay que valorizar también en la perspectiva del consumo alimentario futuro de la humanidad, la composición nutricional de las algas marinas es mucho más reducida que la de las algas verde azules, y esto es particularmente cierto en relación con las algas verdes-azules silvestres y completas como las algas Klamath.


N. B.

Al comprar un suplemento de alga Klamath, como se debe hacer normalmente con todos los suplementos naturales, asegurarse de que procede de una explotación que respeta las normas de producción con el fin de obtener un producto puro y sin aditivos y aprovechar al máximo sus propiedades naturales excepcionales.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page