top of page

VIENTO - HIGADO - ALMA

Actualizado: 18 abr 2022




La Medicina Tradicional China (MTC) analiza la relación órgano/emoción desde una perspectiva diferente a la medicina occidental. La razón principal es que la cultura oriental interpreta el cuerpo y la mente como una sola unidad psicofísica. Por lo tanto, los órganos se comprenden como una esfera funcional física-emocional-mental. La forma anatómica solamente confiere funciones fisiológicas. Cada órgano contribuye a modelar el carácter de la persona; la interacción operante entre todos los órganos revela la más compleja personalidad del individuo. En MTC todas las enfermedades físicas, emocionales y mentales se diagnostican como una disfunción de la energía del ser humano.Lo cierto es que en función de la historia de cada persona y el tipo de patologías que presenta hay una mayor o menor tendencia hacia las causas internas o las causas externas.

Para la MTC, las enfermedades tienen orígenes internos y externos. Las causas internas son aquellas relacionadas a nuestro estado mental y son clasificadas como las “Siete Emociones”: alegría, enojo, ansiedad, melancolía, tristeza, temor y miedo. Las causas externas de las enfermedades se relacionan con el entorno y se llaman los “Seis Excesos” o “Seis Males”: viento, frío, calor, sequedad, humedad y calor de verano.

El VIENTO tiene naturaleza Yang y se asocia estacionalmente con la primavera, se le conoce como al ‘líder’ de los Seis Excesos puesto que su naturaleza Yang y su característica penetrante le permiten abrir los poros de la piel y así entrar en el organismo. Suele asociarse con el resto de patógenos externos para atacar conjuntamente. El viento y la humedad son las dos causas externas que pueden interferir en las principales funciones del HÍGADO: filtrar la sangre y garantizar el flujo libre de Qi en todo el cuerpo,controlar la fuerza y la tensión muscular,los tendones y los ligamentos.

El viento suele atacar a la zonas más elevadas del cuerpo, cabeza, hombros ,cara, ojos,es decir, a las zonas Yang.

De manera interna, la rabia y la ira son emociones directamente relacionadas con el hígado

Desde la MTC entendemos que la influencia entre emociones y los sistemas es mutua. Con esto en mente es fácil deducir que estas emociones en exceso también pueden dañar todas las funciones aseguradas por el hígado.

Si el Qi de hígado se estanca cuando las emociones se descompensan, habrá un ambiente favorable para que se perpetúen causando daños cada vez más serios a la salud física, mental y emocional del individuo.

La MTC dice que el hígado aloja el HUN, o Alma Etérea siendo relativamente similar a lo que en Occidente entendemos como ALMA. El Hun procede del padre, penetra en el cuerpo poco después de haber nacido y sobrevive tras la muerte. Goberna nuestra psique no racional (intuición, inspiración, ideas, sueños reveladores, arte, creatividad), permite que nuestras emociones estén equilibradas, favorece la organización y planificación, el coraje y valentía y la sensación de libertad. Esta función psíquica nos aporta los impulsos y la creatividad necesarias para elaborar planes futuros, encontrar soluciones a los problemas y tener entusiasmo y pasión por la vida. Nos ayuda a tener perspectiva en la vida, a ver la globalidad, desarrollar compasión y nuestro potencial innato centrándonos en metas específicas.

¿Qué tal con el Viento? y tu Hígado?. . .y tu Alma?

18 visualizaciones0 comentarios
bottom of page